CIRUGÍA RECONSTRUCTIVA

Realizamos, básicamente, cinco grandes tipos de intervenciones:

1. Uretroplastias, es decir, cirugía reconstructiva de la uretra masculina, para tratar las estenosis (estrechamientos), roturas u otras lesiones en cualquier localización uretral. Realizamos todas sus variantes técnicas: anastomosis termino-terminal, técnicas de sustitución con colgajos, injertos (mucosa prepucial, mucosa bucal, labial o lingual, piel retroauricular,…) y técnicas en varios tiempos para aquellos casos más complejos.

2. Tratamiento de la incurvación peneana y otras deformidades congénitas y adquiridas. Principalmente realizamos diversas técnicas de corrección de la incurvación peneana congénita (pene combo) o adquirida (enfermedad de La Peyronie), que abarcan desde la plicatura simple en los casos más sencillos hasta el empleo de injertos con diversos materiales  en los más complejos.

3. Tratamiento quirúrgico de la incontinencia urinaria masculina, fundamentalmente la secundaria a procedimientos quirúrgicos prostáticos (resección transuretral de próstata, adenomectomía y prostatectomía radical). Realizamos procedimientos quirúrgicos de contrastada eficacia, tales como el implante de diversos tipos de mallas para los casos más leves o esfínteres artificiales para los casos más graves o tras fracasos de procedimientos previos.

4. Tratamiento quirúrgico de la disfunción eréctil (impotencia masculina). Para todos aquellos casos en los que hayan fracasado las                            diferentes opciones de tratamiento médico (vía oral, intrauretral o inyectable). Ponemos a disposición de los pacientes la posibilidad de realizar implantes de prótesis peneanas de diferentes modelos, adaptando  la elección a las características particulares de cada caso.

5. Cirugía de repermeabilización de deferentes. Se trata de una técnica microquirúrgica que tiene como objetivo recanalizar los conductos   deferentes obstruidos,  generalmente tras una vasectomía previa. Los resultados de esta técnica son buenos, especialmente si han pasado menos de 5 años desde que se realizó la vasectomía.

Mantenemos excelentes relaciones con las empresas fabricantes y comercializadoras de los distintos modelos de mallas y prótesis, buscando siempre los mejores materiales para nuestros pacientes en el caso de ser necesario su uso.